Guisantes de temporada

Los llamados «guisantes del país» constituyen un manjar exquisito, pero su producción es corta. Nacen al final de la primavera y se recogen en pocos días. Con ellos puedes hacer platos sencillos y de extraordinario sabor. No necesitan mucho tiempo de cocción.

Una de las maneras de cocinarlos consiste en preparar un fondo de patatas nuevas y cebolla, cortado en trozos pequeño, salpimentarlo todo con un chorrito de aceite. Dejamos que se rehogue y cuando ha soltado su jugo, cocemos en agua. Una vez que está avanzado el proceso, echamos los guisantes. Primero a fuego muy alto, pero poco tiempo. Luego, bajamos la intensidad hasta casi el mínimo. Dejamos que se terminen de hacer.

Una vez completado, se pueden servir tal como están, aunque hay gente que pocha un huevo sobre la cama del contenido o lo fríe aparte. Incluso se pueden repartir huevos duros cortados por la mitad. A este guisante no le echo jamón, porque quita sabor.

You may also like

0 comments

Leave a Reply