El cielo se cubrió de naranja, Salia el humo de las abarrotadas gradas del del Red Bull Ring en donde se dieron cita miles y miles de aficionados holandeses a la Fórmula 1. Un compatriota, Max Verstappen, está que lo borda y el triunfo en el Gran Premio de Austria ha sido cómodo e histórico. Su director rival, Hamilton, no disfrutó para nada. Ni siquiera subió al podido, terminando cuaro. Entre uno y otro la diferencia es de 32 puntos. Valtteri Bottas ocupó la segunda plaza a 17″ del ganador.

Luego, están las estrategias de los equipos, las órdenes que obligan a comportarse de un modo a veces poco explicable. Surge la carrera de Landon Norris, tercero o de Carlos Sainz que concluyó en quinta posición. Fernando Alonso finaliza en décima posición y se lleva el último punto del reparto.