Salvo que en lugar de dos veces el pelotón subirá al final las cuestas de Murgil, el resto del recorrido de la Clásica de San Sebastián, que se disputará el próximo día 31, va a exigir a los corredores un esfuerzo añadido. Por ejemplo, para subir un puerto de 1ª (Erlaitz), tres de segunda y dos de tercera.

También se sabe que la prueba contará con dos sprints intermedios, situados en Hondarribia y en el primer paso por la meta en el Boulevard donostiarra, donde hace dos años se impuso Evenepoel, el último vencedor. (Foto: Noticias de Gipuzkoa)

Después de suspenderse la edición de la pasada temporada por culpa del Covid-19, la organización da un paso al frente para llenar de aficionados las carreteras de Gipuzkoa en jornada festiva (San Ignacio). Conviene no olvidar que es una prueba del calendario World Tour y, por tanto, carrera de primer nivel.

A ella llegará una amplia nómina de buenos corredores y, como suele suceder en estos casos, los que lleguen del Tour de Francia vendrán más rodados y con mayores aspiraciones.