Seleccionar página

El mundo del ciclismo celebra la victoria de Fabio Jakobsen en el sprint de la cuarta etapa de la Vuelta a España. Hace un año en el Tour de Polonia, el ciclista del Deceuninck sufrió una caída cuyas imágenes la calificaron de escalofriante. Desde entonces un largo periodo de recuperación física y mental. El corredor holandés se la jugó en la llegada de Molina de Aragón y superó a los Demare, Magnus Cort, Dainese, Matthews, Allegaert, Meeus, Trentin, Philipsen y Minali, todos en 3.43.07.

Muy cerca de estos die primeros y tratando de sorprender, también en el mismo tiempo, Lobato, Aberasturi, Alex Aranburu, Antonio Soto. El líder sigue siendo Taaramäe, quien sufrió una caída dentro de los últimos tres kilómetros por lo que se le adjudicó el mismo tiempo del ganador.

El protagonismo del día correspondió a una fuga de tres corredores que fueron absorbidos por el pelotón a falta de 13 kms para la llegada. Se trataba de Joan Bou. ( Euskaltel – Euskadi: y de Ángel Madrazo y Carlos Canal , ambos del Burgos BH. Junto a la victoria de Jakobsen fue lo más llamativo de un día aburrido, de siesta y girasoles. Se intuye que la jornada de este miércoles con llegada a Albacete puede ser parecida.