Seleccionar página

La 14ª etapa de la Vuelta a España no salió como se esperaba. Quizás en el diseño, sí, pero en la resolución…El camino desde Don Benito al Pico Villuercas (165.7km) se presentaba como una oportunidad de mover el árbol. Se formó un grupo interesante de fugados. En él viajaba quien luego ganó la etapa. Romain Bardet se presentó en la meta con 44″ de diferencia sobre Jesús Herrada y Jay Vine, demostrando el corredor francés su clase. Además de ganar la etapa, lidera la montaña.. Los siguientes en meta superaron el minuto de diferencia y llegaron a cuenta gotas.

Tanto Aritz Bagüés como Dani Navarro formaban parte de ese amplio colectivo que fue haciendo kilómetros y aumentando la diferencia sobre el complaciente pelotón. Llegaron a disponer de más de doce minutos de diferencia. Una enormidad para una etapa en la que se esperaban ataques. Entre los principales, que terminaron cediendo en meta más de diez minutos no se hicieron cosquillas. Que el líder Eiking solo cediera 20″ ante Roglic pone de manifiesto lo atomizada que está la cabeza de la carrera. Cabe preguntarse si los corredores habrán guardado fuerzas para la cita dominical entre Navalmoral de la Mata y El Barraco, con varios puertos de montaña. Romian Bardet estrenará el maillot que le acredita como líder de esta clasificación.