Seleccionar página

Los Lagos de Covadonga recibieron al pelotón de la Vuelta a España. Una etapa formidable, disputada bajo la lluvia, con un ataque formidable de Egan Bernal a 60 kms. de la meta y una respuesta contundente del principal favorito. Primoz Roglic llegó en solitario a la meta, dejando atrás a todos sus rivales.

Si no pasa nada raro, la carrera está en sus manos. Sus principales perseguidores llegaron a 1’35, encabezando el mini pelotón Sepp Kuss, compañero del esloveno. Ambos elevaron el nivel del Jumbo Visma copando los dos primeros puestos de la jornada. Las siete unidades ocupan las primeras posiciones de la general. Ni faltó nadie, ni sobró. Miguel Angel López, Enric Mas, Jack Haig, Adam Yates, Gino Mader y el propio Bernal siguieron la estela de los dos compañero de equipo. Con la maniobra de todos en esta primera jornada en Asturias, la general cambia. Odd Eiking deja de ser el maillot rojo que pertenece a hora a Roglic y queda así:

La jornada fue dura y se produjeron unos cuantos abandonos. Entre ellos los de Mikel Landa, Luis León Sánchez y Kenny Elissonde. Este jueves, otra jornada muy dura con la subida al Gamoniteiru.