Seleccionar página

Por si alguien dudaba de Primoz Roglic, el esloveno obtuvo la victoria en la última etapa de la Vuelta a España. Una contrarreloj en Santiago de Compostela en la que confirmó ser el mejor corredor de la prueba desde el principio hasta el final de la carrera.

En los 33 kms entre Padrón y el Obradoiro cubrió la distancia en 44’02» por delante de Magnus Cort y Arensman, ocupando puestos en el Top-10 Enric mas y Ion Izagirre. También, Egan Bernal. No existían dudas sobre el desenlace de la carrera salvo accidente inesperado.

La Vuelta fue una especie de capicúa que comenzó en la catedral de Burgos y termina en la de Santiago. Dos cronos y en ambos, el mismo vencedor. Primoz Roglic consigue su tercera Vuelta a España consecutiva y ofrece su calidad como corredor. En los momentos decisivos nadie pudo con él. De la prueba sale reforzado Enric Mas, segundo en la general y no encuentra respuesta la retirada de Miguel Ángel López cuando ocupaba el tercer cajón del podio final.

Terminaron la carrera un total de 142 ciclistas, que no es una cantidad menor teniendo en cuenta la dureza del trazado y las altas temperaturas que debieron soportar.

Además de la victoria de Roglic en la general, el resto de ganadores se resume así:

Maillot verde. Fabio Jakobsen (Deceunink)

Montaña: Michael Storer (DSM)

Joven: Gino Mader (Bahrein)

Equipos: Bahrein Victorious

El premio a la combatividad de la última etapa correspondió a Magnus Cort.

(Foto: La Vuelta)