Seleccionar página

El público que acudió al festival de remonte del Galarreta disfrutó con una nueva final del torneo individual. Se jugaban la txapela dos clásicos que, además de ser compañeros y rivales, son también amigos. Endika Barrenetxea consiguió imponerse a Javier Urriza, campeón de campeones. El de Pamplona acumula ocho título, por dos del guipuzcoano tras imponerse en la final (24-30)

El encuentro individual a 30 tantos quizás no fue un encuentro brillante, pero las finales son siempre emocionantes. Comenzó Urriza por delante, pero Barrenetxea poco a poco fue nivelando la contienda hasta que logró ponerse por delante sin perder la hoja de ruta (14-20, 15-24, 24-28…). Esta vez, el zaguero pudo con el delantero y la txapela viaja a Hernani con merecimiento.