Seleccionar página

Hondarribia Arraun Elkartea y Mikel Orbañanos (Orio, 1973) acuerdan la continuidad del técnico por dos temporadas, lo que significa que la continuidad del trabajo se prolonga hasta el final de temporada del 2023. Es decir que, desde que llegó como remero a la Ama Gudalupekoa hasta la fecha alcanzará 22 temporadas vestido de verde. Casi media vida comprometido con un proyecto que está por encima de los resultados.

La noticia se confirma pocas horas después de la disputa de la bandera de La Concha donde la tripulación que entrena se quedó a 48 centésimas de la victoria. El oriotarra no quiere escuchar repetidos cantos de sirena, entre otras cosas porque siente el apoyo de la directiva que preside Josemi Elduayen y de los remeros y ayudantes que trabajan con él, codo con codo. En la escala de valores de Orbañanos el dinero no es lo primero.

El club ha crecido mucho en los últimos años y se ha consolidado como una entidad referente en el mundo del remo, tanto masculino como femenino, en banco fijo y móvil. La indiscutible apuesta por los remeros de casa, siguen incorporándose jóvenes a la primera trainera, añade un plus al trabajo de todos. Este fin de semana (Bermeo-Portugalete) concluye la temporada y, pese a las dificultades y momentos duros que Orbañanos ha atravesado en lo personal por el fallecimiento de su hermano Txomin, el compromiso de su equipo ha sido formidable.