Seleccionar página

Los dos equipos de la División de Honor del balonmano guipuzcoano juegan este miércoles partidos de liga, los dos exigentes por la categoría del rival y porque necesitan los puntos para mantenerse en una situación de privilegio. Las donostiarras viajan a Galicia (20.45) antes de afrontar en Rumanía la primera cita de la eliminatoria europea.

Les espera el At. Guardés un clásico aspirante a todo y que en su pabellón de A Sangriña se crece y es poco vulnerable. La principal ausencia del conjunto de Imanol Álvarez se encuentra en la portería ya que Maddi Aalla estará de baja unas seis semanas.

Un cuarto de hora antes visita Artaleku el Incarlopsa Ciuenca. Los dos equipos que cuentan con los entrenadores que más años llevan al frente de sus equipos. Tanto Jacobo Cuétara como Lidio Jiménez se conocen de sobra, saben lo que se van a encontrar y una vez más el equipo que lea mejor el partido y menos errores cometa, se llevará los puntos.

El Bidasoa los quiere para seguir en la segunda posición y los conquenses porque quieren acercarse más a los puestos de privilegio. En los locales es baja Leo Renaud, con problemas en la espalda. se sentará en el banquillo y sólo en caso de necesidad, saltará a la cancha. Llega un calendario de armas tomar, sin treguas ni descansos y cuánto menos se arriesgue con el estado físico de los jugadores será mejor. La cita en Artaleku (20.30) con arbitraje de los catalanes Ausas y Florenza.