Seleccionar página

La mala racha de resultados del Baskonia ha llevado al club vitoriano a rescindir el contrato de su técnico, Dusko Ivanovic. La derrota este fin de semana en Gran Canaria frente al conjunto de Porfi Fisac ha sido el detonante. Saski Baskonia ha comunicado la decisión a través de sus redes sociales. En la nota pública agradece los años de servicio al club y su implicación con los respectivos proyectos, pero los resultados mandan. Éste es el texto oficial:

«Saski Baskonia SAD ha decidido rescindir el contrato que mantenía con Dusko Ivanovic ante la mala racha de resultados e imagen del equipo. El conjunto no ofrece el rendimiento que se presupone a la plantilla ni la actitud de lucha constante que ha caracterizado siempre a este club. Por ello, es obligación de los máximos responsables de la entidad tomar decisiones para variar urgentemente el rumbo y recuperar la competitividad que debe ofrecer este grupo y encender de nuevo la ilusión a una afición que merece verse identificada en sus jugadores.

Las circunstancias de la temporada no han sido fáciles, con la llegada de nuevos componentes llamados a convertirse en referentes del equipo, las lesiones de hombres importantes y el poco tiempo de acoplamiento disponible por la compresión del calendario de citas internacionales, con Olimpiadas y Afrobasket, y las fechas de Euroleague y ACB. Pero aun así, los resultados no son los esperados y conllevan esta difícil decisión. Según apunta el diario Noticias de Álava (a quien corresponde la foto publicada), Neven Spahija pudiera ser su sustituto.

Baskonia agradece de todo corazón a Dusko Ivanovic su trabajo durante todos los años en nuestro banquillo. Con él, se han alcanzado gran parte de los éxitos del club. Fue clave en la consecución de la última liga, hace apenas 18 meses, y también lo ha sido a lo largo de una historia de trabajo conjunto que ha forjado una relación especial de respeto y cariño personal. La figura del preparador montenegrino ha contribuido, como la de otros técnicos y jugadores, a forjar la historia de éxito de este club.

En la toma de esta difícil decisión en lo profesional, pero también en lo personal por lo que ha significado y siempre significará la figura de Dusko Ivanovic en Vitoria, se busca una cohesión mayor para obtener el mejor rendimiento de todos y cada uno de los jugadores. Y es imprescindible que todos los que estamos implicados en la causa baskonista: club, afición, cuerpo técnico y jugadores, estemos unidos y demos lo máximo para retomar el camino del esfuerzo máximo y recuperar el carácter Baskonia».