Seleccionar página

Los de Gaizka Garitano perdían a la media hora después de que Chris Ramos marcara dos goles para el equipo lucense. Fue bueno para el Éibar que pocos minutos después del segundo tanto local, un zurdazo de Edu Expósito entrara en la meta gallega. Con el 1-2 la remontada, aunque fuera parcial, se antojaba más al alcance de la mano.

El empate llegó en el segundo tiempo. Una jugada decisiva para el desarrollo del encuentro conllevó la expulsión de Diego Alende y un penalti que Corpas no desaprovechó para nivelar la contienda. Media hora por delante, y con uno más a, Éibar le cambiaba el panorama. Sin embargo, pese al dominio y el cerco sobre la portería de un brillante Vieites, el marcador ya no se movió más.