Seleccionar página

Los lunes del Beotibar lo fueron más que nunca. Prácticamente lleno y con muy buen ambiente, los aficionados disfrutaron de un espléndido partido que concluyó con el triunfo Altuna-Martija sobre Elezkano.Zabaleta (22-17). Los vigentes campeones eran los únicos invictos del campeonato de Mano por Parejas, con lo que se comprueba la igualdad entre los participantes.

De salida, la pareja azul (las apuestas salieron a su favor) se fue por delante y alcanzó cinco tantos de ventaja, con Zabaleta muy firme atrás y Elezkano cumpliendo adelante (2-7). Como si de repente saltaran las alarmas, Altuna despertó con un cambio de pelota con la que sacó una y otra vez sobre el zaguero de Etxarren cada vez más agobiado. El campeón del manomanista demuestra que lo es. Se hinchó a rematar a lo ancho, al txoko, con ganchos y voleas. Un recital en toda regla que recogió el marcador (12-7, 18-11, 19-12). Con la vuelta dada a los números, nadie dudaba del triunfo colorado. Tampoco los corredores de apuestas. Martija se vino arriba y creció en la zaga, mientras que los favoritos iban cediendo terreno.

Como la experiencia es un valor, Danel y José Javier, jabatos, trataron de volver al partido (19-17), pero los rivales estaban enteros y no por la labor de echar por tierra todo lo que habían logrado hasta el momento. El último tanto llegó a través de un saque y la terminación con un gancho, la jugada más repetida de la tarde. (Foto:Aspepelota)