Seleccionar página

Otra derrota cruel para el Bidasoa después de volver a la competición. La incidencia del coronavirus en el plantel amarillo minó la condición física y tratan de sacar adelante los partidos a base de casta y pundonor. Los dos partidos posteriores al confinamiento los ha perdido por la mínima. Ante el Wilsa Plock (28-29) y el Benidorm (28-27) los de Cuétara han pagado excesiva factura.

El Benidorm sabía que su rival no estaba en condiciones de desgastarse porque no anda sobrado. Disponía de una oportunidad para seguir en una buena racha y no la desaprovechó. Era cuestión de minar las fuerzas rivales planteando un partido de mucho desgaste, corriendo y defendiendo con todo. El Bidasoa trató de responder con sus armas. En varias ocasiones de ambos tiempos se puso por delante (5-6, 9-0, 16-17, la última) pero le faltó más regularidad para sorprender a los de Fernando Latorre y mejor condición. Entre las constantes vitales surge siempre el compromiso con el proyecto que defienden y en ello está muchas veces la clave del éxito del equipo.

No cabe otra que esperar a que escampe. El equipo afronta el Everest de tres encuentros en seis días la próxima semana. Los tres, lejos de casa. Dará todo lo que lleva dentro y más en los compromisos europeos ante el Winterthur y Wisla Plock, así como en el aplazado de Valladolid del próximo sábado, cuando el resto de equipos disfruta de vacaciones.

FICHA TECNICA

28 – Balonmano Benidorm (16+12): Roberto; Oliver, Lignieres (4), Parker (4), Grau, Carrillo e Iván Rodríguez (8) -siete inicial- Vainstein, Iker Serrano (3), Álvaro Ruiz, Pedro Martínez, Franzini (ps), Calle (1), Valles (6, 3p) y Nikcevic (2).

27 – Bidasoa Irún (13+14): Xoan Ledo; Cavero (9, 7p), Ugarte, Rodrigo Salinas (4, 1p), Azkue (2, 1p), Dariel García (1) y Víctor Rodríguez (2) -siete inicial-Sierra (ps), Zabala (2), Tao Gey, Furundarena (2), Aguinagalde (1), Tesoriere, Da Silva, Gorka Nieto (2) y Adrián Fernández (2).

Árbitros: Álvarez Menéndez y Friera Cavada (Colegio asturiano). Excluyeron a Grau, Parker, Iván Rodríguez (2), Calle, Álvaro Ruiz y Nikcevic por el Benidorm y a Furundarena y Tesoriere por el Bidasoa.

Marcador cada cinco minutos: 

2-4, 4-5, 8-6, 8-10, 12-11, -descanso-

16-16, 19-17, 22-18, 23-20, 26-24 y 28-27.

Incidencias: Palau d’Esports L’Illa de Benidorm ante unos 800 espectadores. Julen Aginagalde disputó su partido 400 dentro de la liga Asobal. (Foto: BM Benidorm)