Seleccionar página

El entrenador de la Real Sociedad, Imanol Alguacil, ha comparecido en rueda de prensa para explicar sus planes ante el encuentro de Copa, a disputar este miércoles en Zamora, y el posterior ante el Villarreal en Anoeta correspondiente a la liga y que será el último del año. Al técnico le encantará ganar los dos, pero sabe que no se lo van a poner fácil: “Estamos centrados en la Copa. Nos quedan dos partidos para acabar un año bonito y queremos acabarlo de la mejor manera, pero sabemos que no serán fáciles”.

El entrenador no quiere ir más allá del partido de Copa que es lo que les preocupa. Habla de responsabilidad, exigencia y seriedad a la hora de afrontarlo. El camino está lleno de sorpresas. Pese a que el Zamora milita en la 1RFEF, la misma que el Real Unión, las distancias se acortan a un partido, en el campo del equipo de menor categoría y con el plus que añaden los jugadores que quieren hacer historia eliminando a un grande.

Los nombres dan igual. El respeto es el mismo. Tenemos que darlo todo. No va a ser fácil. Los cambios necesitan tiempo, pero tenemos claro que será complicado. El equipo va a salir contra el Zamora como si fuera el PSV» comentaba el oriotarra. por su parte, el cuadro local espera contar con muchos aficionados en las gradas (prácticamente se han vendido ya 3.000 entradas), pero no pierden el norte de sus prioridades que están en el encuentro de este fin de semana ante el Valladolid Promesas. Partido clave en el camino para evitar el descenso, ya que los rojiblancos se encuentran en zona de peligro. Hace poco que cambiaron de entrenador y ahora Yago Iglesias es el responsable del equipo.