Kako Aranburu cambia el paso, pero no abandona el tiro olímpico

El tirador olímpico Juanjo Kako Aramburu deja de competir pero no abandona la especialidad de tito olímpico (skeet) en la que sumó tantos éxitos a lo largo de su carrera. Entiende que ha llegado el momento de asumir otras responsabilidades y aceptar una oferta de la Federación Francesa en la que trabajará como técnico para dirigir el equipo senior que competirá en los Juegos de París 2024.

Cumplidos los 40 años, casado y con tres hijos, quiere dedicarse más a la familia y asegurar una estabilidad para todos ellos. En el historial del irundarra figuran dos participaciones olímpicas (Beijing 2008 octavo y diploma olímpico, además de Londrs 2012). En otros escenarios se proclamó campeón del mundo en la categoría skeet, su especialidad, en 2011, en Belgrado. Fue medalla de oro en la Copa del Mundo de Suhl en 2006, y bronce en Al Ain en 2011, en Nicosia en 2013 y 2016, y en Changwon en 2018.

En un acto que contó con la presencia de Jon Redondo, director de deportes del Gobierno Vasco y de Olatz Legarza, coordinadora de Basque Bat Team, Aranburu no ocultó su emoción. Reconoció que no ha sido una decisión fácil y dio las gracias a todas las personas y entidades que le han ayudado en esta travesía.