Seleccionar página

Los dos partidos de pelota disputados en la tarde del sábado han supuesto sendas y rotundas sorpresas. En el Labrit, todos los momios eran favorables a Altuna-Martija. Se enfrentaban a los colistas Ezkurdia-Tolosa. El zaguero se las tuvo tiesas y Ezkurdia se animó para apretar al delantero rival. Altuna no jugó su mejor encuentro y a medida que éste avanzaba, los «azules» vieron cerca la posibilidad de ganar. Como la fe mueve montañas, suman el segundo triunfo desde el comienzo del Campeonato de Mano Parejas (18-22) y dejan un mar de dudas en una de las parejas favoritas.

Con ser este resultado un petardazo para la cátedra, conviene no perder de vista el duelo de Zumaia en donde se enfrentaban otras dos parejas favoritas. Los vigentes campeones, Elezkano-Zabaleta frente a quienes lo fueron hace unos años, Irribarria-Rezusta.

Estos dos protagonizaron un encuentro soberano y firmaron una victoria inesperada, no por el hecho de ganar, sino por la holgura de la misma (7-22). Cuentan las crónicas que el partido de Rezusta fue colosal atrás y que Irribarria puso la guinda al pastel en cada remate. Los aficionados que acudieron al Aitzuri de Zumaia disfrutaron de lo lindo. Les supo a poco porque el partido duró tres cuartos de hora y se dieron sólo 362 pelotazos. Todo se aclaró casi desde el principio. La igualdad aguanto hasta un 3-4, pero un parcial de 1-8 llevó el partido a una situación preocupante para la pareja colorada (4-12). Luego 7-18 y más tarde cuatro tantos seguidos para culminar el varapalo.

En sendos partidos del Campeonato de Promoción, Bakaikoa-Elezigi vs Alberdi-Uriondo (22-13) y Zabala-O. Etxeberria vs Salaberria-Erostarbe (11-22)

(Foto Aspe)