Seleccionar página

El Covid ha vuelto a entrar en los vestuarios del Bidasoa y Real Unión. Los de Jacobo Cuétara disputaban un amistoso este viernes en Zumaia, pero se suspende por contagio de algunos componentes de la plantilla irundarra. El club no quiere correr riesgos ante la que se avecina en el inmediato febrero con la disputa de muchos partidos oficiales.

Por tanto, el encuentro ante el BM Torrelavega deberá esperar a que el ambiente sea otro. Así lo han prometido al Pulpo de Zumaia organizador del partido. Conviene no perder de vista que el plantel amarillo está diezmado por la ausencia de algunas internacionales. Es el caso de Matheus da Silva y Rodrigo Salinas que disputan la Copa del Sur con Brasil y Chile respectivamente, lo mismo que Kauldi Odriozola, en la final de la Euro 2022.

El caso del Real Unión es más grave, porque los afectados son bastantes más, tanto del cuadro técnico como de la primera plantilla. A la vista de la situación el Comité de Competición de la RFEF ha decidido aplazar el encuentro que enfrentaba a los unionistas con el filial del Valladolid. El equipo de Zulaika viene de disputar dos partidos en cuatro días. El pasado sábado en León (1-1) y el miércoles en Balaidos ante el Celta (1-2). Cuatro puntos de mucho valor, pero con cuatro viajes, dos de ida y dos de vuelta. Muchas horas de autobús, cansancio y contagios. No hay fecha para este encuentro que debía disputarse este fin de semana en Gal.