Seleccionar página

Con arbitraje de los cántabros Escudero Santiuste, el Bidasoa arranca hoy su particular cuesta de febrero. Lo hace en el partido de ida de la eliminatoria de Copa del Rey frente al Benidorm. La vuelta se jugará en cancha alicantina dentro de una semana. La cita en Artaleku arranca a las 20.15 y sólo podrán entrar 800 espectadores debido a las limitaciones de aforo.

El encuentro en sí mismo es una incógnita, porque tanto Jacobo Cuétara como Fernando Latorre no han podido contar con todos sus efectivos en la preparación de las últimas semanas. Jugadores como Kauldi Odriozola, Matheus da Silva, Rodrigo Salinas, Pablo Vanstein o Parker han estado con sus respectivas selecciones.

Como el covid sigue haciendo de las suyas, seguro que de los habituales convocados alguno faltará a la cita. Así que, ver venir y esperar un partido tenso e intenso, igualado y plagado de incógnitas. La presencia en el cuadro alicantino de Iker Serrano, el que fuera capitán del Bidasoa en las últimas temporadas, añade un plus para que al partido no le falte de nada. Y si nos atenemos al último compromiso de ambos equipos, poco antes de Navidad, en Benidorm, recordamos que el triunfo fue local y por la mínima (28-27)