Seleccionar página

Cuando Eurosport emitía una entrevista grabada antes de a salida a Ion Izagirre, explicando los pormenores de la segunda etapa, el comentarista confirmaba que el ciclista de Ormaiztegi se retiraba de la carrera como consecuencia de una caída. Era una de las noticias de la Vuelta a Algarve en donde lo accidentado del terreno y el ritmo del pelotón jugaron sus bazas.

La última a muy pocos metros de la meta cuando se jugaban la etapa en el alto de Foia Un enganche, a mil por hora en la última curva, entre Tobias Boss y Sergio Higuita dio con los huesos de ambos en el suelo. Cruzaron andando la meta. David Gaudu pasaba por allí. Milagrosamente salvo la montonera y se fue hacia la pancarta como una exhalación. Logró el triunfo que supone además liderar la clasificación. Antes de que llegara la hora de la verdad, una escapada marcó el ritmo de carrera. Entre los fugados se encontraba Unai Iribar (Euskaltel). El guipuzcoano y sus compañeros fueron cazados poco antes de 30 kms para la llegada.

Fue entonces cuando los equipos se movieron. El grupo dejó de ser compacto para quedarse en pocas unidades. El Ineos, con Castroviejo al frente, estiró la cuerda. una decena de corredores se la iba a jugar. La fortuna acompañó a Gaudu por delante de Battistella, Hayter, McNulty, Daniel Martínez, Renco Evenepoel, Julien Bernard, Zimmermann, Tonny Gallopin…Tras Gaudu, McNulty es el segundo de la general mientras que Evenepoel ocupa la tercera plaza, ambos a 13″ del líder.

(Foto: Volta ao Algarve)