Seleccionar página

Llega la 8ª jornada de la fase de grupos de la European League con una cita muy exigente para el Bidasoa que se encuentra ya en Berlín para rendir visita al Füchse uno de los grandes equipos alemanes y del continente. Los de Cuétara llegan plagados de bajas.

A las conocidas de Azkue y Rodrigo Salinas se suman las de Adrián Fernández y Kauldi Odriozola quien, por culpa de un golpe en el Palau, no está en condiciones de competir este martes. Sólo se ha podido recuperar para este compromiso el pivote Julen Aginagalde, aunque no sabemos hasta que punto está en las mejores condiciones para afrontar un partido de semejante envergadura.

Medirse a los Jakob Holm, Viran Morros, Chrintz, Andersson, Langhoff o el joven Beneke constituye una piedra de toque excepcional. Curiosamente, aun perdiendo, el Bidasoa puede ser matemáticamente equipo de octavos de final si el Tatran Presov y el Winterthur suizo pierden sus partidos, respectivamente frente al líder del grupo, Wisla Plock, y los franceses de Toulouse. El partido comienza a las 18.45 y será dirigido por los colegiados húngaros Biro y Kiss.

Por tanto, como sucediera en el Palau, los que quedan y todos los jóvenes que tratan de evolucionar y hacerse un hueco con los mayores, deberán asumir la responsabilidad de mantener vivas las opciones de su equipo. Es cierto que, como el jueves el equipo recupera en Valladolid uno de los encuentros aplazados, no cometerá locuras. Lo dijo el técnico en la rueda de prensa previa: «Haremos una convocatoria con jóvenes y seguiremos en la misma línea: preparar los siguientes compromisos», manifestó el entrenador Jacobo Cuétara en su comparecencia previa. «Este partido queda muy cerca del de Valladolid y hay que sumarle los viajes, por lo que jugaremos mirando al siguiente encuentro. Jugaremos con los jóvenes, que tendrán un mayor volumen de trabajo y vamos a ver qué nivel damos» No será fácil el cuerpo a cuerpo con un conjunto muy poderoso en lo físico y con un espectacular nivel de plantilla.

Por tanto, los que quedan y todos los jóvenes que tratan de evolucionar y hacerse un hueco con los mayores, deberán asumir la responsabilidad de mantener vivas las opciones de su equipo. Es cierto que, como el jueves el equipo recupera en Valladolid uno de los encuentros aplazados, no cometerá locuras. Lo dijo el técnico en la rueda de prensa previa: «Haremos una convocatoria con jóvenes y seguiremos en la misma línea: preparar los siguientes compromisos», manifestó el entrenador Jacobo Cuétara en su comparecencia previa. «Este partido queda muy cerca del de Valladolid y hay que sumarle los viajes, por lo que jugaremos mirando al siguiente encuentro. Jugaremos con los jóvenes, que tendrán un mayor volumen de trabajo y vamos a ver qué nivel damos» No será fácil el cuerpo a cuerpo con un conjunto muy poderoso en lo físico y con un espectacular nivel de plantilla. Plagado de internacionales, para todo el equipo irundarra se trata de una experiencia al alcance de pocos conjuntos.

«