Irribarria-Rezusta se llevan un disgusto (22-16)

Después del partido disputado en el Labrit, dos cosas están claras. Altuna-Martija disputarán la final del Campeonato de Mano por Parejas, al tiempo que Irribarria-Rezusta pierden todas las opciones tras la derrota (22-16) ante los vigentes campeones Elezkano-Zabaleta.

Estos, para renovar el título, deben esperar al resultado del encuentro entre los ya clasificados y Laso-Imaz. Elezkano II-Zabaleta jugarán la final si los pelotaris de Baiko no pasan de quince tantos. Si Laso-Imaz alcanzan los 16 serán finalistas y romperán la hegemonía de Aspe en el torneo. Todo dependerá del nivel de concentración y acierto de Altuna-Martija. Por sus manos pasa la suerte de dos parejas. Una de ellas será la rival en la final por el título.

Para llegar a esta paisaje, Elezkano-Zabaleta debía realizar un buen partido y derrotar a sus compañeros de empresa. El delantero de Zarátamo y el zaguero de Etxarren terminaron por imponer su ley. Irribarria-Rezusta necesitaban ganar y no lo hicieron. Les pesó la responsabilidad en un Labrit lleno hasta el tejado. De salida (4-0), las cosas pintaron coloradas, pero el 6-6 hablaba de reacción azul. Su única ventaja (11-12) fue el preludio de una tacada de los vencedores que abrieron una brecha decisiva (16-13). El partido no fue de los largos, poco más de una hora, y se dieron 588 pelotazos a buena,

En el encuentro que abrió festival, Larrazabal-Aranguren superaron por la mínima a Artola-Uriondo (22-21).

(Foto_ Noticias de Navarra-Grupo Noticias)