Seleccionar página

El Beasain ya es equipo de 2RFEF tras conseguir el ascenso de categoría en el partido decisivo que ha disputado contra el Txantrea al que ha derrotado (3-0). Los de Igor Gordóbil se han mostrado consistentes, firmes y seguros atrás, sin apenas conceder nada al cuadro navarro.. Luego, han tratado de salir al contraataque, pero no han terminado de cerrar las ocasiones hasta los minutos finales. De los tres goles marcados, dos han sido desde los once metros, merced a dos penaltis poco discutibles y que ha señalado el colegiado gallego Jesús López Fernández.

El primero lo transformó Ximon Aranguren (22′) y eso concedió mayor tranquilidad al cuadro vagonero. La entrada al terreno de juego, en el último tramo del partido, de Mikel Orbegozo, Alain Eizmendi y Beñat Izagirre aportó la experiencia del oficio y su propia capacidad. El primero de todos fue objeto de un penalti por derribo dentro del área. La falta correspondió a Borja Ekiza y supuso su expulsión.

Como el de Azpeitia no falló, el tanto subió al marcador (82′). Siete minutos después, en otra contra, el propio Orbegozo terminaba driblando al meta Aitor Navarro en la jugada del tercero.

Mientras los de Sánchez Goñi tiraban la toalla ante lo que parecía una misión imposible, los de Loinatz disfrutaban de la conquista que supone el ascenso que durante tantos años se les negaba. Alegría en Beasain, en el fútbol guipuzcoano y en Aurrera de Ondarroa que evita el descenso por arrastre. Al concluir el encuentro, los beasaindarras celebraban el éxito con una camiseta conmemorativa entre los abrazos y las emociones.

(En la foto de la SD Beasain, Claver, Arzamendi y Ximon Aranguren)