Seleccionar página

En el pulso que mantienen la Liga Asobal y la RFEF por hacerse con todos los derechos organizativos de las competiciones y la deriva de los mismos, responden los dieciséis clubes de la Liga ASOBAL de la próxima temporada aprobando, «por unanimidad, la tramitación de la solicitud para la autorización de Liga Profesional a la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes en una votación realizada en la Asamblea General Extraordinaria de ASOBAL, celebrada en la sede del CSD, que ha sido inaugurada por el Secretario de Estado para el Deporte y Presidente del CSD, Don José Manuel Franco».

La Asociación de Clubes Españoles de Balonmano se constituyó en 1984 con el objetivo de gestionar los incipientes derechos de televisión que por aquel entonces empezaban a aparecer en el mercado. En septiembre de 1990, ASOBAL organizó la primera Liga ASOBAL que propició la llegada a España de grandes jugadores extranjeros que, junto a los jugadores nacionales, aumentaron la calidad de los equipos de la máxima categoría que fueron posicionándose y consolidándose como referentes en el mapa deportivo europeo e internacional., amplía la nota oficial

«ASOBAL posee una amplia tradición de más de tres décadas en la organización de la Liga ASOBAL y de eventos como la Supercopa, la Copa ASOBAL y la Copa del Rey. Los clubes ASOBAL siguen demostrando que son muy competitivos en las competiciones europeas y que son el origen de todos los jugadores españoles internacionales que tantos éxitos están coleccionando con la selección nacional. Además, los clubes ASOBAL han sido capaces de superar la crisis mundial provocada por la pandemia, gestionando con solvencia todas las dificultades económicas y deportivas derivadas de la misma. La dilatada trayectoria de ASOBAL avala a la Asociación de Clubes Españoles de Balonmano para conquistar un viejo anhelo del balonmano masculino de clubes como es la consolidación, expansión y mejora del proyecto ASOBAL gracias a la aprobación de autorización de Liga Profesional por parte de la Comisión Directiva del CSD» concluye el comunicado.

Hacía mucho que no se conseguía una unanimidad como ésta y la decisión aparece como una gran oportunidad de dar un paso adelante, en la generación de recursos, siempre y cuando los clubes obtengan el placet correspondiente. La fuga de jugadores a otras ligas es una sangría a la que deben poner remedio.