Seleccionar página

No se lo podía esperar ni él, ni nadie, pero lo cierto es que a esta hora Ives Lampaert, ciclista del Quick Step, es el hombre más feliz del mundo, al ganar la primera etapa del Tour de Francia, una contrarreloj en las calles de Copenhague, un circuito de 13 kms. a los que la lluvia añadió un punto de dificultad.

El miedo a las caídas (hubo unas cuantas) invitó a los favoritos a arriesgar menos. Los analistas, apostantes, informadores esperaban a Pogacar, Roglic, Filippo Ganna, pero apareció Lampaert para completar el recorrido en 15.17.75. Durante mucho tiempo el mejor crono correspondía a Woud Van Aert, pro debió ceder la posición a su compatriota.

Ese triunfo le supone ganar la etapa y vestirse de amarillo. No ocultaba sus emoción al comprobar que el último corredor en llegar, Marc Soler, no les desbancaba. Al final de la jornada, la segunda plaza (a 5″) fue para Van Aert. Tadel Pogacar, tercero (a 7″), seguidos de Filippo Ganna (a 10″), Van der Poel (a 13″), Peddersen y Vingegaard ((a 15″), Primoz Roglic (a 16″), Mollema (a 17″), Dylan Teuns (a 20″), completando el Top-10 de la jornada y de la general.

Jonathan Castroviejo fue el mejor corredor estatal en meta (26º, a 26″). Gorka Izagirre ocupa la 38ª posición (46″), Ion Izagirre (92º, a 1’07»), en tanto que Imanol Erviti (108º, a 1’14») Al hilo de todo esto, Ion Izagirre renueva su contrato con Cofidis dos años más.

Jonathan Lastra, en Torres Vedras

Alegría también para el corredor vizcaíno de Caja Rural que se ha impuesto en la primera etapa del GP Torres Vedras, Trofeo Joaquim Agostinho. Ganó por la mano a su compañero de equipo Fernando Barceló con un tiempo, en la meta de Sobral de Monte Agraço, de 3. 46’22». La tercera plaza, con el mismo crono, fue para Federico Figueiredo, llegando el pelotón a cinco segundos.

(Foto: Caja Rural Team)