Pogacar, no pero sí; Vingegaard, sí pero no

La 17ª etapa del Tour de Francia que termina en Peyragoudes confirma que hasta el final la pelea a brazo partido entre Jonas Vingegaard y Tadej Pogacar se va a mantener viva hasta el final, siempre que las fuerzas aguanten. A los dos les quedan pocos compañeros en pie.

El último en caer ha sido Rafal Majka, así que a Pogacar en la etapa pirenaica del miércoles, sólo le quedaba Brandon McNulty. A él le tocó tirar de su líder y del que lleva el amarillo. Brandon McNulty: “Hemos competido con determinación y sentimiento” decía en meta.

Durante muchos kilómetros el asunto fue cosa de tres, porque los demás se fueron quedando, aunque es destacable el carrerón de Geraint Thomas (Ineos), hoy por hoy tercero en la general. Las imágenes de televisión no quitaban la cámara de encima de los dos grandes aspirantes. Sólo en los últimos metros, el ataque de Pogacar le sirvió para ganar la etapa y arañar unos segunditos de bonificación Está a 2’18» del amarillo de Vingegaard.. Por detrás, la llegada de los corredores fue un rosario después de volar

Tras los tres primeros, el referido Thomas llegó a más de dos minutos y tras él Lutsenko, Bardet, Gaudu, Vlasov, Meintjes, Nairo Quintana, Schultz, Enric mas, el mejor español en la etapa y en la general. Todos miran a la etapa de mañana, la de Hautacam, con dos puertos «hors categorie», la que sale de Lourdes en donde los ciclistas pedirán un milagro.

(Foto: Pogacar termina exhausto la etapa. Tour de Francia twitter).