Seleccionar página

La Copa de Oro de San Sebastián es una de las citas emblemáticas en el mundo de las carreras de caballos. El hipódromo de Donostia se llena de gente en las gradas y de aspirantes a obtener un trofeo que da prestigio. Quien más, quien menos, se apasiona con pronósticos, apuestas, paddocks y demás valores adjuntos a la gran carrera.

Como todos los 15 de agosto, muchos participantes, pero sólo uno se convierte en ganador. Esta vez, Il Decamerone protagonizó una carrera inteligente, gracias a la monta de Ricardo Sousa. El jinete encontró el espacio para meterse en palos y cruzar la meta antes que nadie, dejando a 14 competidores por detrás. Inmensa alegría en la cuadra de Reza Pazooki. Por supuesto, que la misma sensación premiaba el trabajo del preparador Oscar Anaya y su equipo.

(Foto Noticias de Gipuzkoa)

El caballo fue adquirido en Francia, por 50.000 euros, que prácticamente amortiza con la cantidad del premio conseguido. Se impuso en la recta final a Philau y The Way of Bonni, montados por Fayos y Janacek. No es casualidad que los tres primeros jockeys del ranking estatal lograran las tres primeras posiciones en la carrera.