Seleccionar página

En el entorno de la Real se temían lo peor a raíz dela lesión de Sadiq Umar en el partido de Getafe. En la mañana del lunes ha pasado las pertinentes pruebas médicas tras la torsión de rodilla que sufrió en el encuentro. El parte médico es desolador y confirma los peores augurios:

«En la resonancia magnética realizada esta mañana se ha detectado una rotura del ligamento cruzado anterior. Se trata de una lesión subsidiaria de tratamiento quirúrgico. En los próximos días se dará a conocer. Inicia el tratamiento con fisioterapia y trabajo personalizado».

A partir de aquí puede pasar cualquier cosa. La más probable es que para este jugador la temporada se ha terminado. El nigeriano se incorpora a la lista de jugadores que al poco de incorporarse al primer equipo sufrieron lesiones muy graves: Sergio Canales, Martin Merquelanz, Esteban Granero, Carlos Fernández, ahora Sadiq y antes Oyarzabal. Se supone que la dirección deportiva, a la vista de los acontecimientos, deberá tomar una decisión, porque el principal activo de los fichajes ha dejado de serlo, tristemente.