Seleccionar página

Mientras llega la hora de los profesionales de primer nivel, siguen adelante los mundiales de ciclismo de Wollongong (Australia). Hasta allí se han ido nuestros corredores para probar escenario y recoger sensaciones. En las pruebas junios y Sub-23 masculinas, las cosas no han lucido en exceso.

Yago Agirre (Donostialdea Bizikletan), acostumbrado a competir casi en la puerta de casa, ha vivido una experiencia que seguro le resultara inolvidable. Concluye en 46ª posición después de cubrir los 135 kilómetros.

En esta categoría junior, para menores de 19 años, el triunfo correspondió a Emil Herzog Alemania) seguido del portugués Antonio Morgado (plata) y del belga Vlad van Mechelen (bronce). El tiempo empleado por el teutón fue de 3.11.07, el mismo que el corredor luso, mientras que el primer pelotón cedió 55″. Pau Martí (36º) y Agirre entraron a 11’50». Casi cincuenta corredores se retiraron de la prueba, entre ellos el español Pablo Lospitao.

En categoría Sub-23, el circuito era de más longitud (169 kms). Nadie fue capaz de descolgar a nadie y todos los aspirantes se la jugaron en un sprint de unos 20 corrdores. El más rápido fue el kazajo Yevgenly Fedorov, del Astana (3.57.08), siendo segundo el checo Mathias Vacek (a 12), mientras que Soren Waerenskjold (a 3″), que se proclamó con anterioridad campeón del mundo en contrarreloj, completó el podio. El noruego dio tiempo a quienes se quedaron en la puerta del éxito: Mihkels (Estonia), Kooij (Holanda), Bittner (Chequia), Dinham (Austraia), Penjoet (Francia)…El mejor papel de los corredores estatales correspondió a Raúl García Pierna (21º) y Pau Miquel (22º), a 58″ del vencedor.

Enekoitz Azparren (54º), a 8’43» y Jokin Mugialday (66º) a 9’39» concluyeron la prueba en línea sub-23, mientras que Iván Romeo formó parte de la amplísima nómina (62) de abandonos.

(Foto: UCI web).