Andoni Aretxabaleta, punto y final a su carrera profesional de pelotari

Aquí se acaba mi vida profesional como pelotari. He hecho una lesión importante en el dedo que me impide seguir jugando a pelota. Debuté joven, con 18 años, y he podido jugar con los mejores durante casi doce años. He conocido a mucha gente, buenas amistades, que durarán para siempre. Tengo una espina clavada con las lesiones. No es una buena manera de acabar mi vida deportiva. Me quedo con las vivencias bonitas y todo lo que vivido. Ahora seguiré la pelota desde las gradas.

Con estas palabras, el pelotari Andoni Aretxabaleta (Markina, 1992) confirma que se retira de la pelota profesional. Lo hace también la empresa Baiko que explica la decisión: «La proximidad del final de su actual contrato deportivo con Baiko Pilota, junto a la lesión sufrida por el impacto de una pelota en el cuarto dedo de su mano izquierda ocurrido recientemente durante un entrenamiento, y que le obliga a pasar por quirófano, han empujado a Aretxabaleta a tomar la decisión de poner punto final a su carrera deportiva profesional como pelotari«

Debutó el 17 de julio de 2011 y desde entonces ha disputado 396 partidos. Con ellos pasa a la historia del deporte que eligió para ser feliz, aunque en el camino ha padecido demasiadas lesiones que frenaron su evolución. En este momento sufre una rotura del implante colocado en el dedo hace tres años y debe ser intervenido para volver a realizar artrodesis de la articulación interfalángica distal, tal y como se comenta en la nota informativa de la empresa.

Ésta confirma que el 22 de octubre en el Bizkaia Frontoia se despedirá de todos los que han formado parte de su vida, desde los aficionados en los frontones hasta sus familia, pasando por compañeros, técnicos y demás personas de su entorno. Persona muy querida, agradable en el trato y buen compañero, fue finalista del Campeonato Parejas en el 2014, junto con Aimar Olaizola perdiendo la final ante Irujo-Barriola. Luego, durante varias temporadas participó en el mismo campeonato.